Video Final Ninocrack y Pelowisky!

Ya os dejamos ver el tráiler hace unas semanas, pero ahora llegan las imágenes definitivas. Ésta vez Ninocrack nos presenta el video principal de su DVD sobre el Arte del Drift Español.

En el DVD salen las opiniones y experiencias de Nino al volante además de un sinfín de Extras.

Pero centrándonos en el video de hoy podemos ver la profesionalidad que ha adquirido a lo largo de éste tiempo. Pelowisky tampoco se queda atrás y se exibe cual campeón a lo largo del rodaje.

El Drifting español (y también el mundial) representa una actividad en expansión, y a la gente cada vez se le va quitando el miedo al volante. Tomemos nota aquí y allá y derrapemos a tope!

El origen del Drift

El drift se originó en Japón como un estilo de conducción que fue creado por conductores que bajaban a altas velocidades por las montañas para que los vehículos no se salieran del camino y cayeran por los precipicios. Se dice que para muchos conductores era una forma alternativa de hacer carreras de coches ya que al contrario, en lugares como Norteamérica o Europa, en Japón las calles son más cortas y angostas con gran control policial, impidiendo elevar mucho la velocidad en tramos largos . Por tal motivo empezaron a correr en los caminos de montaña donde no circulaban tantos vehículos como en la ciudad y a la vez la vigilancia policial era menor. Así fue evolucionando hasta que logró ser tenido en cuenta como un deporte más del mundo del motor, el que en un principio se realizaba en este tipo de carreteras.

El drifting moderno arrancó de una técnica de carrera muy popular en el All Japan Touring Car Championships hace unos treinta años atrás. Un motociclista legendario que se hizo piloto de coches, Kunimitsu Takahashi, fue el promotor creador de las técnicas del drifting en la década de los años setenta. Él fue famoso por llegar al “apex” (el punto en donde el coche se cierra sobre sí mismo al girar) en alta velocidad y entonces hacer drifting a través de la curva, conservando una salida a alta velocidad. Esto le permitió ganar varios campeonatos y un gran número de fans que disfrutó del espectáculo de quemar neumáticos. La relativa baja rugosidad de los mejores neumáticos de los sesenta y de los setenta permitía que fácilmente hicieran drifting en ángulos muy cerrados. Así como los profesionales de las carreras lo hacían en las pistas, también ocurrió con los corredores callejeros.

Continuar leyendo “El origen del Drift”