Monos de cuero: cómo escoger uno

mono-cuero-moto

 

Montar en moto con un buen mono de cuero no sólo da la imagen ideal del motorista atrevido a la par que elegante; también te protege de la manera apropiada. Y, al final, lo que nos interesa a los apasionados de las motos es disfrutar de ellas con la máxima protección.

Si optamos por la opción, simplemente, más barata, sin tener en cuenta las características del mono, lo más probable es que no vayamos tan protegidos (del viento, de los golpes, de una posible caída) como deberíamos.

Pero ¡ojo!, también puede ser que hayamos encontrado una buenísima oferta de los mejores monos de cuero del mundo y que por ese motivo salgan muy baratos. Sin embargo, lo que debemos hacer es, antes de comprar, asegurarnos de que estamos adquiriendo un producto de alta calidad. Al fin y al cabo, el motociclismo es un deporte de riesgo, y merece la pena invertir más tiempo en escoger la protección más adecuada. Así como más dinero para curarnos en salud.

 Monos de cuero: alta protección

Entre los muchos y diversos materiales de los que puede estar compuesto un traje de protección para el motorista, el cuero siempre ha sido uno de los materiales favoritos, ya que ofrece una alta protección. Su calidad depende del tipo de animal de que se obtiene y la forma en que se procesó el material.

A la hora de saber si es de buena calidad o no, lo cierto es que puedes guiarte por su precio. Aunque encuentres una oferta buenísima, busca su precio original: por lo general, si es de buena calidad, quedará reflejado en él.

 

Cómo deben ser los monos de cuero ideales

Un buen mono de cuero debe ser cómodo (¡sobre todo!), flexible y ajustarte lo suficiente, para que tenga una buena resistencia al desgarro. Es tan sencillo como esto. Así pues, no pierdas la oportunidad de probarte dicha prenda antes de decidirte por comprarla.

 

mono-cuero-moto-gear

Con el paso del tiempo, los monos de cuero…

Por otro lado, ten en cuenta que deberás cuidar tu mono de cuero al máximo, para alargar su vida y uso el máximo tiempo posible.

Con el paso del tiempo, los monos de cuero pierden flexibilidad, así que fíjate siempre en su estado y cámbialo cuando sea necesario para no arriesgarte sin motivo.

Además, cuando se mojan, pueden perder hasta un 20 por ciento de su capacidad de resistencia.

Deja tu comentario