Drifting real: el camionero que paró al conductor kamikaze

En la noche del año pasado en la que un camionero del norte de Alemania arriesgo su vida para evitar muchos muertos en la autopista solo faltan tres noches para Nochebuena y el señor T. está haciendo su último viaje antes de las fiestas de navidad.

 Drifting

Está entreteniéndose charlando por radio con otro camionero que va justo detrás de él cuando reciben del carril contrario un aviso diciendo: “Mucho cuidado, ¡viene un conductor kamikaze!” Al principio el señor T. tomó la advertencia como broma, pero poco después también otros conductores hacen referencia a este conductor circulando como loco en sentido contrario. El señor T. piensa que no puede admitir esto. No duda ni un segundo cuando nuevamente coge su aparato de radio para volver a ponerse en contacto con el camión que circula detrás de él. Quiere obligar a frenar al conductor kamikaze.

Por esto acuerda con el camionero que está detrás de él de ir circulando los dos camiones uno al lado del otro con el fin de formar una especie de escudo protector para los vehículos que vienen atrás. Ahora los dos camioneros con sus camiones forman una especie de pared y reducen la velocidad de 40 a 50 km/h. Impasiblemente y con la seguridad de ser los más fuertes, los dos camiones se mueven hacia el conductor kamikaze.

Naturalmente, los demás conductores que se hallaron detrás de ellos, no sabían nada de lo que estaba ocurriendo iniciando un concierto de bocinas infernal. No suponían por nada que los dos camiones delante acaban a asumir su papel de ángel de la guarda para ellos: cada año mueren algunas 20 personas por culpa de conductores kamikaze. Señor T. admite no haber pensado gran cosa en aquel momento echando de un lado el saber de jugarse la vida propia con su actitud.

En el momento de tener a la vista las luces del coche del conductor kamikaze, ambos camioneros que ya circulan con las luces intermitentes funcionando también movilizan los avisadores luminosos.

De repente los vehículos están enfrentados como en un duelo. En este momento el conductor kamikaze pone la marcha atrás e intenta huir. Es el momento cuando el señor T. realiza un drifting espectacular con su camión y sin causar ningún daño consigue inmovilizar al conductor kamikaze.
Los vehículos estelares en la vida real eran meros herramientas de trabajo de los
fabricantes MAN en caso de los camiones y seguramente no se había manipulado el camión de ninguna manera para su acción espectacular.

Un comentario en “Drifting real: el camionero que paró al conductor kamikaze”

  1. Bonita historia, yo estoy acostrumbrado ha hacerlo con karts por diversión, es muy fácil, pero con camiones tiene que ser muy complicado y mas sin modificar.
    Me ha gustado 😉
    Un saludo desde greenkart.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *