HKS, la insignia japonesa

Reconocida y extendida por todo el mundo la marca HKS lleva desde 1973, año de su fundación, desarrollando productos para automóviles y satisfaciendo a clientes cuyos gustos y conducción son muy personalizados. Allá por la década de los setenta cuando fue creada por dos jóvenes ingenieros muy talentosos que tuvieron una visión, se valieron del rápido crecimiento económico que Japón estaba experimentando.

Además por esa época los propietarios de los vehículos empezaban a querer sacar más rendimiento a sus motores y a diseñar sus propios coches para las entonces en pañales carreras callejeras que derivaron en el touge y en el drifting. La industria japonesa de accesorios para mejorar el rendimiento de los autos nació en respuesta a este cambio en la sociedad nipona.

Los dos ingenieros mencionados antes son  Hiroyuki Hasegawa, ex de Yamaha Motor Company, y su socio Kitagawa. Ambos consiguieron para empezar una inyección de capital de Sigma Automotive Co. Ltd y comenzaron su andadura en una lechería a los pies del monte Fuji que hacía las veces de taller improvisado.

Tan solo un año más tarde Hasegawa ya había diseñado y construído el primer turbocompresor de recambio para vehículos. A este le siguieron motores de alto rendimiento y los principales componentes que los fabricantes originales no querían o no podían construir.

Desde sus inicios, HKS se comprometió a proporcionar sistemas de alto rendimiento de confianza. Hasegawa era el líder, un genio de la ingeniería y la creatividad, se dedicó a escuchar a sus clientes que eran los pilares del éxito de la empresa. Haciendo un seguimiento de cada cliente e informándole sobre cuestiones relativas a la calidad de los materiales empleados, la apariencia, la calidad del sonido y el rendimiento que HKS mantiene en sintonía con todos los entusiastas del automóvil.

HKS fue pionera de el sector de las piezas de alta tecnología, a destacar de entre sus primeros productos el turbo timer electrónico y el controlador de turbo. Otros de los primeros productos introducidos fueron los sistemas electrónicos para la gestión de combustible. Entre lo más destacado fabrican una amplia variedad de componentes de automóviles y sistemas, tales como motores de carreras, turbocompresores, sistemas de escape, suspensiones, electrónica, y partes de motores. Queda claro que esta empresa ha creado tendencias entre los amantes del tuning y la competición.

 

 

Sus productos han sido puestos a prueba en Japón en carreras de resistencia, en circuito, en carretera, en meetings, en drifting y aceleración. Numerosos vehículos equipados con mejoras HKS han ganado campeonatos y conseguido records con las llamadas pieza de “fuera de plataforma”. Como resultado, HKS ha sido sinónimo de rendimiento en la industria automotriz de los últimos 39 años.

Estos productos fueron diseñados por los ingenieros con más talento que comprenden completamente la filosofía del desarrollo. Capturando la esencia del producto, estructura, funciones, rendimiento y calidad para alcanzar la perfección técnica, ese el objetivo de la filosofía HKS. El éxito de los logros del pasado y el conocimiento acumulado que han adquirido les permite ampliar el alcance de la tecnología de optimización.

Actualmente cuentan con unas instalaciones de unos 33.000 metros cuadrados a los pies del monte Fuji, como en sus inicios. Centro neurálgico donde llevan todo el peso del desarrollo de nuevas tecnologías, pero no solo están en Japón si no que se expandieron con gran éxito en Usa y con un poco más de dificultad en Europa, a excepción de Uk donde pronto tuvo gran aceptación. HKS a madurado hasta convertirse en una compañía que cotiza en los mercados bursátiles con un sistema de ventas internacional y con una red de distribución que abarca Asia, Europa, Australia y América con el apoyo de su base general en Japón.

Desde finales de 1980, HKS ha competido en varios campeonatos de motor, incluyendo carreras de resistencia, JTCC, JGTC, F3, D1 Grand Prix, Superbikes, además de muchos otros. También patrocinan muchos corredores que llevan el nombre de HKS y llegar a ser parte del equipo de HKS. Anthony Reid (Superturismo / JTCC), Tetsuya Kawasaki (drag racing), Nobuteru Taniguchi (D1 Grand Prix y Time Attack), Iida Akira (Time Attack).

Web Site oficial: http://www.hks-power.co.jp

Fotos: Mike Garret para Speedhunters, Modified Mag, JTuned, Turbo and High Tec performance y Japanese used cars.

 

 

 

 

Un comentario en “HKS, la insignia japonesa”

  1. Se trata de un documental de 104 minutos sobre la vida del que muchos consideran el mejor piloto de todos los tiempos, desde sus inicios hasta su trágica muerte en el circuito de Imola en 1994.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *