Super GT, Malasia 2012

Este pasado fin de semana se celebraba la tercera prueba del campeonato japonés de gran turismo en el circuito internacional de Sepang, Malasia. Con una longitud de 5543 metros y a un total de 54 vueltas además de unas temperaturas ambiente superior a los 40ºC, hacen de esta prueba unas de las más duras del campeonato nipón.

El sábado amanecía con el cielo despejado y la sesión de clasificación estuvo muy emocionante y apretada, sobre todo en GT 500, donde los tres primeros clasificados quedaron en tan solo tres décimas de segundo en la Super Lap, posiciones que coparon los pilotos de Honda, Lexus y Nissan.

Clasificaron primeros Takashi Kogure y Carlo Van Dam con un Honda HSV del equipo Weider Honda Racing con un tiempo de 1´55.321, seguidos de Tachikawa e Hirate con el Lexus SC430 del Lexus Zent Cerumo que marcaron 1´55.503 y en tercera posición de parrilla los pilotos Motoyama y Krumm al volante del Nissan GT-R del Motul Autech con 1´55.665.

En GT300 marcaron la pole con el Porsche 911 GT3 del equipo Hankook los pilotos Masami Kageyama y Tomonobu Fuji con un tiempo de 2´04.262.

Y llegaba por fin el domingo con toda la humedad típica de esta zona del sudeste asiático que ponía a prueba el aguante físico de los participantes. Si habéis visto alguna carreras de F-1 en Malasia sabréis que los pilotos pierden varios kilos al acabar la competición.

Empezaba la carrera y la salida fue sin complicaciones en las primeras posiciones. El poleman del Weider Honda Racing aguantó bien la primera posición al llegar al primer giro e impuso su ley marcando una diferencia con el segundo clasificado, el Lexus SC430, que oscilaba de uno a dos segundos. Diferencia que supo aguantar hasta la entrada en boxes para hacer el cambio de ruedas y de piloto. Hubo problemas con el calor y más concretamente  con los neumáticos de dos Nissan GT-R que explotaron en mitad de la carrera.
Así pues sin más sobresaltos la carrera acabó con la victoria de Kogure y Van Dam en GT500 que firmaron un fin de semana espectacular con pole y victoria.

En la categoría de GT300 ganó el Porsche 911 GT3 del Hankook Racing con los pilotos Kageyama y Tomonobu que tuvieron que gestionar en extremo sus neumáticos para poder aventajar y ganar al Lambo Gallargo GT3 del Jloc Racing.

Al término de la prueba salían como líderes Tachikawa e Hirate del Lexus Zent Cerumo con 38 puntos en GT500.
En GT300 lideran al termino de esta ronda Mineo y Yokomizo del equipo Taisan Porsche 911 GT3 que consiguieron remontar hasta la segunda posición después de un trompo en la primera curva y quedar relegados a la decimoquinta posición.

Otro día os hablaré más a fondo de este campeonato, uno de los mejores y con más aficionados del mundo. Os contaré su historia sus coches más memorables y también os contaré que famoso piloto español ganó este campeonato, entonces llamado JGTC, en 1997 con un Toyota Supra.

Vía:  www.SuperGT.net

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *