Sumo Power. Hablamos con Andy Barnes

Para que un coche recorra metros y metros de lado hace falta mucha pericia al volante, eso lo sabemos todos. Los pilotos son elogiados día sí y día también por su buen hacer. Pero, ¿Quién hay detrás de esos coches? y ¿Qué specs tienen?.

Para los que seguís el Drift made in UK os sonará el nombre de Sumo Power. Para los que no, rápidamente os pongo al día. Sumo Power Team son preparadores de coches para el disfrute y la competición. Son especialistas en la importación y montaje de cualquier marca japonesa, imitando con calidad muchos proyectos del sol naciente.

Sumo PowerSumo Power En acción

Tal ha sido su buen hacer que muchos equipos del D1 Grand Prix de Inglaterra se han trasladado a Sheerness, en Kent, para confiar sus coches a estos grandes expertos. Sus instalaciones son de ensueño, área técnica, tienda, taller, almacén de piezas importadas, etc. ¿Cuántos talleres hemos visto así?.

Uno de sus muchos compromisos son estar presentes en grandes eventos internacionales. Hemos podido disfrutar de ellos aquí en España el pasado mes de Septiembre de 2006, y cómo no, yo estuve allí con ellos.

Comienza en Montmeló el evento tuning por excelencia desde hace muchos años. Para mi sorpresa veo muchas preparaciones mecánicas y poco estéticas que a nivel nacional están muy bien. Fueron dar un par de pasos y allí me encontré: Nissan Skyline R32 GT-S, un par de Nissan 350Z con bigturbos y un Toyota Soarer, todos by Sumo. Empieza el espectáculo, el primer evento Drift en España, dan cabida a muchos valientes con coches propulsión que empiezan a hacer timidamente sus pinitos en esta modalidad.

Los coches pasaron de la exposición al circuito. Entre por la puerta norte del circuito gracias a una acreditación. Lo primero que vi fué un camión lleno de neumáticos de competición listos para ser quemados. Justo detrás de la tapia se encontraban esas magníficas obras de arte rodante cambiando los neumáticos para comenzar su exhibición.
Rápidamente logré colocarme entre la curva del banco de Sabadell y la Caixa. Todo listo, baterías hasta arriba, agua para no desmayarme, un bocadillo por si me entraba hambre y un buen bordillo para grabar y hacer fotos medianamente buenas.
Después de media hora, trozos de neumático en el asfalto y un olor agradable a goma quemada se retiran. Primero Tim Marshall, luego Ralph Crampton (ambos con 350z) y por último el Toyota Soarer pilotado por Toni Green. Comentar que el R32 estuvo aparcado a mi lado todo el tiempo supongo que por problemas técnicos.

Cuando me dirigia a salir del circuito pasé justo por su lado, y un tío con inquietudes como yo no se podía quedar callado. No se me ocurrió otra cosa que hacer un gesto a Andy Barnes para que viniese. En ese momento pensé que todas las horas de clase de Inglés deberían servir para algo y me dispuse a hablar con él. Lo primero de todo fue hacerme una foto en ese 350z, que por cierto por mi larga estatura me fué casi imposible entrar, siempre acompañado del gentil Andy que fué quien me hizo la foto. Cabe destacar la amabilidad de este equipo, que dejaron de trabajar durante unos minutos para poder fotografiarme con sus coches, con una sonrisa en sus caras y con una gentileza enorme. Esto no debe ser fácil después de todo un fín de semana muy duro trabajando a destajo a 45 grados bajo el sol. Pudimos comentar que el nivel en España no es muy bueno, pero que en Inglaterra también se empezó así y como sabemos ya hay pilotos consagrados dentro de esto.

350 de lado Toyota Soarer 350Z Inside

Solo faltaba despedirme y recorrer media peninsula para volver a mi casa. Sin olvidar deciros que Andy me prometió una vuelta si iba a verle a Inglaterra. Ahora mismo mi economia no está para fiestas, pero quién sabe, quizá dentro de poco pueda poneros alguna experiencia con video de una vueltecita inside en alguna de estas maravillas turbadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *